4 de enero de 2009

El día de la cabalgata

Recuerdo como, nervioso, esperaba que llegara papá del trabajo. Ese momento era como si un imaginario pistoletazo de salida anunciara la maratón de las mil mariposas en la barriga. Todo empezaba a suceder en cascada. Vivencia tras vivencia, a manera de rompecabeza, iban encajando perfectamente una sobre otra en mi corazón de 4 años. Tras una ducha rápida y el chorreón de Nenuco en el pelo, mi madre me vestía y nos echábamos a la calle para buscar la cabalgata. Había un halo de emoción en el ambiente que ellos mismos se encargaban de multiplicar con historias de niños malos que tuvieron como regalo un saco de carbón, o de aquel paje, negrito zumbón, que le arreó a mi abuela un pelotazo de trapo en la calle Peris Mencheta por no acostarse a sus horas...
El centro de la ciudad, tan bello como siempre, se me asemejaba a una gran olla de castañas color plateada. La gente, agolpada en las aceras, esperaba la comitiva de la primera en la calle, la única que no pasaba por la carrera oficial. A partir de ese momento, todo era silencio y asombro bajo mi cabeza, quizás entremezclado con el temor a no haber sido bueno, o quizás, ese extraño respeto que le tienen los niños a los beduínos de Sus Majestades...
En este día de víspera de Reyes, vuelvo a mi ciudad en miniatura. Ya apenas cojo caramelos, pero guardo en los bolsillos las ilusiones que chisporrotean en la mirada de los niños. Ojalá nunca crezcan y puedan olvidar la inocencia en el baúl como si fuera un juguete viejo. Quedando perdida, tan perdida, como aquella pelota de trapo que le tiró a mi abuela aquel paje zumbón en la calle Peris Mencheta...

8 comentarios:

Juanma dijo...

Verdaderamente no hay día más maravilloso en todo el año, no sé, quizá en toda la vida...
Un abrazo.

sevillana dijo...

Es un día mágico tanto para los pequeños como para los mayores.
Solo me la perdí en año pasado y fue a causa del trabajo.
Saludos

Caracol Er Der Burto dijo...

Excelente artículo, aunque la foto que ha elegido usted no puede ser más penca. Un saludo y siga así. Me gusta su blog.

radioblogueros dijo...

¡¡Hola!! Desde “La Radio de los Blogueros” nos encantará contar contigo. Te cuento: cada viernes de 19:05 a 20:00 (hora española), en Punto Radio Sevilla, emitimos un programa pionero en la radio difusión y dedicado, exclusivamente, al mundo del blog: tertulias blogueras, entrevistas, trucos para aplicar en nuestro blogs y, lo que más nos gusta, la lectura en directo de todos los comentarios que nos van llegando desde cualquier rincón del mundo.
¿Cómo escucharnos? Pinchando el logotipo de Punto de Radio en la página http://laradiodelosblogueros.blogspot.com. Escúchanos, escríbenos. Somos muchos y queremos ser muchos más.
Un saludo. Te damos la bienvenida y, sobre todo, no olvides decirnos desde qué lugar nos escribes.

El Pasmo de Triana dijo...

Muchas gracias a Juanma, sevilla y a Caracol el der Burto. Debido a ciertos problemas con la foto hemos tenido que cambiarla. Espero que os guste esta nueva.

Caracol Er Del Burto dijo...

Mucho mejor, mucho mejor. Además la de Triana. ¡Casi ná!

Du Guesclin dijo...

No suelo ser muy de ir a la Cabalgata. Quizás sea precisamente una costumbre adquirida de niño, cuando por las circunstancias se terciaba mas quedarme en casa con mis abuelos que ir a ver a los Reyes.

Pero he de reconocer que la cara de ilusión y felicidad que veo en los chiquillos a la vuelta hacen que esta noche sea mágica y única. Como bien dices, ojalá nunca pierdan esa inocencia...

Saludos y a todo esto, fantástico el blog.

Caracol Er Der Burto dijo...

Aquel negrito zumbón
ya no está en la calle Feria:
ahora está en tu corazón.